jueves, 18 de julio de 2019

Helado de dulce de leche

Es este uno de nuestros helados de fondo de congelador que cuando llega la época estival nunca falta.
Si os gusta el dulce de leche , este helado es el vuestro.
El preferido de mi mami y es tan fácil de hacer , que es sencillo y reconfortante cumplirle el gusto. 



Seguro que más de una se acordará de él cuando lo posteé en los foros en tiempos de la prehistoria jaja…hace ya unos cuantos años, de aquella fue un boom y varias de vosotras que lo probasteis me comentasteis luego lo que os había gustado y las veces que lo habíais repetido, eso es buena señal, verdad ?...
Antes era más difícil conseguir el dulce de leche en el mercado y lo que solía hacer era cocer la lata en la olla rápida, pero hoy en día está al alcance en cualquier supermercado , con lo cual trabajo que nos ahorramos y que adelantamos.
Si no tenéis azúcar invertido , podéis sustituirlo por una miel suave , pero es tan sencillo prepararlo y da tanta cremosidad a nuestros helados evitando que cristalicen y esponjosidad a nuestra bollería o bizcochos, que os invito a que lo elaboréis .
Pinchar aquí para ver como se hace y veréis que no tiene complicación alguna.


Ingredientes:
Un bote pequeño (397g) de dulce de leche
Medio litro de nata para postres
50 g de azúcar
1 cda de azúcar invertido


Elaboración:
Mezclar con varillas la mitad de la nata líquida con el dulce de leche y el azúcar invertido.
La otra mitad la montamos con el azúcar.
Una vez hecho, con movimientos envolventes integramos las dos preparaciones hasta que el conjunto esté homogeneizado.
Vertemos en un molde y si no tenemos heladera (como es mi caso ) , durante dos horas, cada treinta minutos lo batimos con varillas para mantecarlo , aunque con el azúcar invertido evitamos ya los temidos cristales , pero no está de más si disponéis de tiempo, hacer el batido.
Si disponéis de heladora pues seguís las instrucciones de la misma.



14 comentarios:

  1. Y con lo cremoso que te ha quedado es muy difícil resistirse.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Bego! Pues se ve este helado... más que tentador y si ya está más que probado... tu misma lo has dicho... eso es más que buena señal y no hace falta decir más... Me encanta... Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encanta Bego! Me he propuesto estas vacaciones hacer helado casero. Lo intenté embarazada de Lara y fue un fiasco. Ahora me voy a quitar la espinita (o eso espero) Tu receta es súper sencilla y tiene muy buena pinta así que me la guardo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola! qué bueno tiene que estar, se ve cremoso y fresquito... se hace irresistible :) Me encanta!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El dulce de leche para mi es lo más, por eso el cucurucho que tienes ahí se me quedaría pequeño. Que rico por favor!!
    Bss

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Bego!! A mí también me gusta mucho este helado, bueno y el dulce de leche a cucharadas también, ja, ja. Es verdad, antes no era muy fácil encontrar dulce de leche, bueno, yo tampoco lo encuentro donde vivo, pero esto es que ya es un caso a parte. Pero en el pueblo de al lado tengo todos los supermercados, Mercadona, Lidl, Dia... y en todos tienen, no hay problema. También he pasado mis momentos cociendo la lata de leche condensada, aunque mi madre me reñía porque gastaba mucho más porque tardaba una hora en cocerse, ja, ja, todo esto en la prehistoria también.
    Yo lo quiero en cucurucho, así que puedes ir sirviéndome, que esto tiene que estar divino. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Bego, ya estoy aquí como tu seguidora incansable. Tenias que publicar uno de los helados que más me gustan para atraerme, ja,ja,ja. Yo también soy de esas que cocía la lata de lechera condensada en tiempos remotos, y te digo que nunca hice este helado, con lo que me gusta, ya desde ahora lo haré con tu receta pues como bien dices es sencillo de preparar. Un millón de besos querida amiga.

    ResponderEliminar
  8. Voy a empezar rezando para luego pecar....dios! que tentación tan grande. besinos preciosa

    ResponderEliminar
  9. Me encantan los helados de dulce de leche.
    Quien sabe, a lo mejor me animo a probarlo.
    Por ahora, nunca he hecho helado casero.

    Un saludo desde Berlín :)

    ResponderEliminar
  10. Seeeee lo confieso yo fui una de las que cayo rendida a este helado cuando compartiste la receta por primera vez en la epoca de la prehistoria jajjaaa como fan del dulce de leche me pierde no lo siguiente ,no me extraña que sea el preferido de tu mami.
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente y seguro que estaba de rexupete de buena gana me comia ese cucurucho ahora mismo.
    Bicos mil y feliz finde potita mia.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta el dulce de leche,mi madre lo hacía cuando yo era pequeña, y me lo comía a cucharadas, la cantidad de azúcar que habré metido así, ahora ni se me ocurre probarlo (no por falta de ganas...), pero viendo tu helado es que se me hace la boca agua, por Dios, qué rico...
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Tengo ganas de probar el dulce de leche, nunca lo he tomado, me pica la uriosidad y viendo su aplicacion en este rico helado me aumenta todavía más. Tiene un aspecto cremoso y delicioso.🍦🍦🍦

    ResponderEliminar
  13. Madre mia Bego , de verdad te digo que se me hace la boca agua solo con verlo , ayyy con lo que me gustan los helados y lo que me privo jajaja
    besinos

    ResponderEliminar
  14. Madre mía, qué peligro, qué cosa más rica, Bego.
    Me encanta.
    Besotes.

    ResponderEliminar