lunes, 28 de noviembre de 2022

Fabes con pulpo

Que nos gustan les fabes en esta casa es innegable, adoramos la fabada tradicional, pero casi tanto o más, las hechas con marisco o pescado . 

Resultan más ligeras y su sabor es insuperable, de hecho, en el blog tengo publicadas unas cuantas que podéis encontrar pinchando en el Indice.

Un plato sencillo de elaborar pero en el que es indispensable ponerle mimo al cocinarlo y que los ingredientes sean de buena calidad. Como os he comentado otras veces, mis fabes son frescas. Compro cantidad a un productor de confianza y las congelo para tener a lo largo del año . Son muy mantecosas, de piel fina . No hace falta ponerlas a remojo, se retiran del congelador y ya se pueden emplear, pero soy consciente de que no es fácil encontrarlas así , aunque de un tiempo a esta parte en las tiendas las suele haber más a menudo , pero por supuesto que la receta se puede elaborar perfectamente con fabes secas poniéndolas a remojo la noche anterior.




Compré un pulpo en mi pescadería habitual que pesaba tres kilos y ochocientos gramos para hacer una comida con la familia , pero una vez cocido, era mucha cantidad, ya que había otro tipo de entrantes además del pulpo, así que congelé el sobrante y parte del agua de cocerlo para emplearlo en otra ocasión y ayer llegó el día de utilizarlo.

Iba a prepararlo con arroz pero nos apetecía mucho más un plato de cuchara porque el día estaba desapacible.





Ingredientes :

500 g de fabes frescas

700 g de pulpo cocido

Dos cebollas pequeñas

Una cebolla y una hoja de laurel

Aceite de oliva virgen

150 ml de vino Albariño

Un chorrito de coñac

200 ml de caldo de cocer el pulpo

200 ml de caldo de pescado

Un diente de ajo

Un sobre de azafrán molido o en hebra

Una cda de pimentón dulce

Una cda de harina

Un tercio de cda de pimentón picante(opcional)

Perejil  y sal

Agua 




Elaboración :

Ponemos las fabes a cocer cubiertas de agua más el caldo de cocer el pulpo, con una cebolla, una hoja de laurel, el azafrán y una cucharada de aceite. Echamos sal.

No se mete la cuchara bajo ningún concepto o se romperán , meneamos la olla a cada poco y si se quedan sin agua le vamos añadiendo de a pocos.

Primero a fuego fuerte . Vamos desespumando y después bajamos el fuego . En vitro a 6 dejando que se vayan haciendo poco a poco, al ser frescas,enseguida estarán hechas.

Por otro lado en una cazuela ponemos aceite de oliva virgen extra para pochar dos cebollas pequeñas con el diente de ajo picado. Cuando están en su punto, bien blanditas, agregamos la harina , le damos unas vueltas . Retiramos del fuego y añadimos los pimentones, removiendo sin parar para que no se quemen y den amargor.

Volvemos a poner al fuego y agregamos el vino y el brandy , dejando que reduzca. A continuación añadimos el caldo de pescado y removemos hasta formar la salsa poco a poco.

Partimos el pulpo y una vez lista lo añadimos a la salsa .

Espolvoreamos de perejil al gusto.

Una vez las fabes en su punto retiramos la hoja de laurel  y la cebolla para incorporarles la salsa con el pulpo. Dejamos cocer cinco minutos para que se amalgamen sabores y a disfrutar.

Saben aún mejor de un día para otro.