lunes, 21 de junio de 2021

Pasteles de hojaldre con cabello de ángel y almendra

Os sorprenderá la sencillez de la elaboración de estos bocados hojaldrados, un postre sin complicaciones, pero no por ello menos delicioso .

Ideales para degustarlos en la sobremesa con un café , para regalar, para llevarlos de picnic, para desayunar o merendar, en cualquier caso, para disfrutarlos siempre. Hacedlos y me contáis.

Es una preparación que surgió de la improvisación hace mucho tiempo con el fin de aprovechar un poco de cabello de ángel sobrante y al final se quedó como un básico de mi recetario. Creo recordar que también los tenía posteados en mi antiguo blog , aunque no estoy muy segura .

Alguna vez los he preparado sin el cabello de ángel cuando han ido destinados a personas a las que no les gusta y quedan igualmente unos pasteles de almendra deliciosos, pero en ese caso, os aconsejo , que le pongáis un poco más de azúcar a la masa.

Y con almendras laminadas por encima les da un toque aún más especial . En esta ocasión no tenía y los hice sin ellas, pero probadlos así que están más ricos si cabe.

El hojaldre para mi es un fondo de nevera perfecto que normalmente no me suele faltar porque da tanto juego que te da opción de hacer diferentes elaboraciones con él y sobre todo, ante cualquier imprevisto, te soluciona un entrante o postre en un abrir o cerrar de ojos.




Ingredientes :

Dos planchas de hojaldre fresco

Dos huevos medianos

200 g de almendra molida

100 g de azúcar

Dos cucharadas de coñac

Cabello de ángel

Un huevo batido

Canela y azúcar

Azúcar glas 




Elaboración :

Batimos huevos con azúcar, almendra y licor.

La masa no debe quedar líquida , ha de ser compacta.

Colocamos una plancha de hojaldre en la bandeja , aprovechando el papel que trae pues nos sirve para hornearla. La  pinchamos por toda su extensión con un tenedor.

Sobre ella , ponemos cabello de ángel cubriéndola con una capa muy fina , dejando como un cm en los bordes sin cubrir.

Encima de éste extendemos la crema de almendra con una espátula.




Barnizamos con huevo batido los bordes y colocamos encima la otra plancha de hojaldre, ahora sí le retiramos el papel .

Volvemos a pintar con el huevo toda la superficie y pinchamos con el tenedor.

Espolvoreamos un poco de azúcar con canela , muy poca pues después llevará azúcar glas, pero también podemos obviar este paso.

Llevamos a hornear durante 25 minutos a 200º , horno previamente caliente.

Retiramos del horno , dejamos que enfríe perfectamente y espolvoreamos de glas.

A continuación cortamos en trozos regulares y para que queden más bonitos, recortamos también los bordes. 




La época estival ha dado comienzo hoy y con ella el pistoletazo de salida para poder disfrutar de estos días largos , llenos de luz que invitan a salir de casa, a disfrutar de los amigos y familia , por supuesto, siguiendo todas las precauciones establecidas ,pero una vez ya vacunados, la situación se ve de otro color , mucho más esperanzadora.

Y este año, necesito sobremanera desconectar, es por eso que ya me despido de vosotr@s hasta el otoño en lo que al blog se refiere, aunque seguramente por redes nos sigamos viendo.

Continuaré cocinando y fotografiando para a la vuelta volver con ilusión renovada y ganas de retomar como hasta ahora con nuevas recetas.

Os deseo un gran verano amig@s .