jueves, 12 de diciembre de 2019

Loro-Piña macerada al ron con merengue

Quien seguíais mi antiguo blog "La Cocina de Samira", tal vez os acordéis de esta receta que posteé hace unos años, pues fue todo un éxito y una de las más visitadas .
Cada Navidad forma parte de mi mesa y siempre las sonrisas de los comensales al ver el lorito, afloran al instante. 
Unas veces lo relleno de salado como una ensalada de piña con marisco y otras la hago dulce, como es el caso .
Pero el artífice del moldeado de la piña no soy yo, es mi marido que tiene arte para dar y regalar . 
Os hemos hecho un pequeño paso a paso, pero de todas formas en internet podréis encontrar vídeos de como realizarlo , de ahí sacó la idea él.
Esperamos que os guste.



Preparación del modelado :

Primeramente se le hace un corte a la parte superior, como a tres dedos de las hojas.
Luego con una tijera le recortamos las hojas para darle forma, dejando seis o siete largas en la parte de arriba que serán las que formen la cola. 
Con el cuchillo hacemos un cuadrado que modelaremos poco a poco hasta dejarlo redondo para formar la cabeza.





Cortamos con el cuchillo también alrededor de la piña llegando casi al fondo. 
Luego lo clavamos (primera foto) y lo movemos de un lado a otro y eso nos ayudará a vaciar la piña, haciendo un poco de palanca ya sale hacia arriba.



Con un trozo de zanahoria modelamos el pico que unimos a la cabeza ayudándonos de un palillo. Para los ojos le chantamos dos clavos de especia y finalmente le colocamos otros dos palillos como soporte para luego sujetarla al borde de la piña. 



Y ya tenemos listo nuestro recipiente para presentarla y rellenarlo con lo que más nos agrade, salado o dulce.





Ingredientes para la receta :
Una piña
50 ml de agua
50 ml de ron añejo
50 g de azúcar
2 claras de huevo
100 g de azúcar

Elaboración :
Ponemos en el fuego en un cazo a calentar el agua, ron y azúcar.
Lo dejamos reducir a la mitad hasta formar un almíbar. Retiramos y dejamos enfriar .
Cortamos la piña en trocitos de bocado y los ponemos en un bol.
Cuando el almíbar esté frío se lo vertemos a la piña, removemos y dejamos macerar.
Si tenemos prisa una media hora, si no , la dejamos una hora .
Por último, montamos las claras con el azúcar a punto de nieve.
Colocamos los trozos dentro de la piña, cubrimos con el merengue, hacemos unos picos con un tenedor y seguidamente con un soplete lo requemamos.