lunes, 19 de febrero de 2024

Paletilla de cerdo al estilo de mamá

 

Una receta sin secreto ninguno, de las tradicionales con ingredientes básicos pero con un resultado y sabor excepcional . 

Era uno de los platos estrella que mi madre solía preparar hace años . Comida de fiesta cuando se reunía la familia a la mesa pues da mucho juego y a todos nos encantaba. 

Ahora ya no cocina . Me ha pasado el testigo hace tiempo , así que me esmero en seguir al pie de la letra sus indicaciones, pero ese toque especial de ella jamás lo conseguiré por mucho que me lo proponga. 

Algo tendrán estos platos heredados de madres y abuelas que perduran por generaciones, verdad? 

Con estas elaboraciones nos hemos criado y de ley es rendirles el homenaje que se merecen. 




Si sobra se puede congelar sin problemas para comerla en una próxima ocasión.


Ingredientes :

Una paletilla de cerdo

Una cebolla grande

Dos pimientos rojos 

Un tomate

Tres dientes de ajo

Una hoja de laurel

Una cdita de orégano seco

Aceite de oliva virgen extra

200 ml de vino Albariño

100 ml de coñac

250 ml de caldo de ave o agua




Elaboración:

Pelamos y cortamos la cebolla y los ajos en trocitos. Quitamos la piel al tomate y troceamos junto a uno de los pimientos que también picamos en trozos previamente lavado .
El otro pimiento lo cortamos en cuatro cuartos.
La paletilla la cortamos en dos trozos para que nos quepa mejor en la cazuela .
La marcamos a fuego fuerte en el aceite de oliva hasta que se dore por ambos lados.
A continuación, vertemos el vino y el coñac, dejando que reduzca.
Incorporamos las verduras junto con el orégano y la hoja de laurel.
Bajamos el fuego, en vitro al 4, dejando que se vaya haciendo todo poco a poco , dándole la vuelta de vez en cuando, con mimo y cuidado de que no se queme.
A medida que vaya necesitando líquido, le agregamos de a pocos el caldo de ave o en su defecto el agua. 
Una vez hecha , aproximadamente dos horas , la retiramos de la cazuela para una fuente.
La salsa resultante la pasamos por el pasapuré , excepto el pimiento en cuartos que lo reservamos para acompañar después.
Una vez todo listo, devolvemos la carne a la cazuela y le vertemos por encima la mitad de la salsa ya triturada. La otra mitad la ponemos en salsera para que cada cual se sirva más si le apetece.
Servir bien caliente acompañada de las patatas fritas y el pimiento o una buena ensalada y a disfrutar mucho .