lunes, 4 de marzo de 2024

Pollo en salsa de tikka masala a mi manera

Una comida deliciosa que a todos gusta en casa por su sabor tan característico , intenso y peculiar que tiene esta salsa. 

Una receta adaptada a nuestros gustos , por eso lo de a mi manera.

La pasta de curry de tikka masala la suelo comprar en la sección gourmet de esa grande superficie que todos conocemos , es el único sitio donde la he encontrado. 

Imprescindible acompañar este pollo con un buen pan porque la salsa resultante no tiene desperdicio , queda el plato más que limpio y si es un pan de los que hace mi marido pues ya el festín es por partida doble.

Me gusta acompañarlo de patatas o arroz indistintamente . 




Ingredientes :

3 cdas colmadas de pasta de curry de tikka masala

10 cdas colmadas de salsa de tomate casera

200 ml de vino blanco Albariño

100 ml de caldo de ave o agua

Aceite de oliva virgen extra

1 cda rasa de Maizena

1 kg de muslos de pollo

2 dientes de ajo

Sal y pimienta

Zumo de un limón

4 cebollas pequeñas

4 patatas medianas


Elaboración :

Quitamos la piel a los muslos o se las dejamos según preferencias. En mi caso se la he retirado. Salpimentamos.

En un bol amplio colocamos los muslos y ponemos los dientes de ajo troceados,

la pasta de curry y el zumo de limón.

Removemos bien hasta que el pollo se embadurne bien y dejamos reposar cuatro horas. También se podía hacer la noche anterior y reservarlo en la nevera hasta el día siguiente.

Pelamos cebollas y cortamos en juliana . Salpimentamos y pochamos a fuego medio en una cazuela con aceite de oliva virgen.

Por otro lado , en una sartén doramos los muslos en un poquito de aceite hasta que se doren un poquito, ojo porque salpica , hay que tener cuidado.

Los trasladamos a la cazuela que contiene la cebolla pochada .

Es el momento de verter el vino y dejar que reduzca . A continuación le ponemos la salsa de tomate casera y que se vaya haciendo el conjunto al chup chup, a fuego lento hasta que la carne esté blanda, unos tres cuartos de hora aproximadamente .

En este transcurso de tiempo habremos ido moviendo la cazuela varias veces con el fin de que la salsa vaya ligando.

Por último si nos gusta que la salsa quede espesina disolvemos la Maizena en medio vaso de caldo o agua y lo agregamos a la cazuela, meneando esta para homogeneizar la salsa con la harina.

Y finalmente añadiremos a la cazuela las patatas cortadas en trozos y previamente fritas o hechas en el microondas.

Las dejamos unos minutos para que pillen el sabor de la salsa y a disfrutar de lo lindo.





13 comentarios:

  1. Buenos días Bego. No he probado la salsa tikka masala, al menos que yo recuerde, viéndola en ese plato con el pollo, toda espesita y con buen color, la verdad es que apetece meter tenedor y pan. No tiene una elaboración complicada, o sea, que es una receta de las mías. A ver si la pruebo.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Dejaste a todos contentos en tu casa con estos sabores!!.....delicioso!!...........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  3. Hola Bego, no hace muchos días vi en un supermercado alemán el tikka masala, y pensé en ti, recordaba alguna que otra receta donde lo utilizas, y como iba con prisas, tampoco me paré a mirar si lo compraba o no, ahora me lo has vuelto a recordar, y viendo esa salsita que tan buen guarnece este pollito, me dan ganas de ir a ver si aún lo hay, seguro que si porque suelen tener un apartado de productos asiáticos. Ya te contaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola bego un plato riquisimo que en casa nos gusta mucho besos

    ResponderEliminar
  5. Lo probé una vez en Madrid en casa de un hijo, me había encantado, me lo sirvieron con arroz y aquella salsita me pareció irresistible.
    Tú le has puesto ese sello personal que siempre hace apetitosas todas tus comidas y el resultado tiene que ser fantástico, no hay más que ver la foto que compartes.
    Cariños y buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  6. Estos sabores en casa triunfan y ver ese colorcito que tiene tu plato es tener muy claro que me va a encantar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Bego. En Carlos Marx ha una carnicería árabe y allí compró algunas cosas.
    Ese pollo está invitándome voy llevando el pan para no perder bocado 😆
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Hola Begoña, tenia ganas de ver tu receta, menuda pinta rica que tiene.
    Desde luego se acompaña bien con un buen trozo de pan.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Bego!! Me encanta el pollo tikka masala, y siempre me lo pido en un hindú que vamos bastante cuando vamos a Valencia. Es el que yo me pido al ser casi de lo poco que tienen que no pica, pues cada vez me gusta menos el picante. A mi marido, en cambio, le encanta el picante y por eso solemos ir bastante al hindú, casi todo pica y mucho.
    Creo que a tu manera, también me encantaría tu pollo, me gusta como lo has hecho y es un sabor diferente que apetece comer de vez en cuando y así no caer en la rutina. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Bego,
    una receta que en casa también triunfa, aunque suelo hacerla con pechuga de pollo deshuesada.
    El arroz como acompañamiento es fundamental ;)

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  11. Hola de nuevo, Bego. Antes comenté desde FB y se publicó como anónimo. Ahora vengo ya directamente. Me gusta el curry y con el pollo lo suelo utilizar pero nunca he comprado la pasta. Como nos das pistas, igual me paso que ahora estoy cerca, pero lo que no sé es si queda picante porque ahí ya no lo podría comer. Tampoco he comido la receta original o al menos eso creo y con la pinta que tiene tu pollo, me apetece probarla.
    Más besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Bego, me encantan este tipo de recetas y sus sabores intensos, por eso me gusta mucho tu pollo, nunca he usado el curry en pasta pero es una buena ocasión para hacerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Your way with tikka masala sounds great to me!

    ResponderEliminar