viernes, 3 de abril de 2020

Rosquillas de San Bartuelo


Llega el fin de semana y aunque estemos confinados hay que hacer algo especial para evadirnos de este triste ritmo que llevamos. También Semana Santa está a la vuelta y los postres típicos como las torrijas o las rosquillas no deben faltar.

Ya haremos una sesión extra de ejercicios , caminatas por el pasillo y el salón o algún baile que nos aminore estas calorías de más, pero algún capricho ante estas circunstancias devastadoras que estamos viviendo hay que darse para mantener las tradiciones.

Más de una vez os he hablado de María Jesús, cuyo blog “Con la luz de mi cocina” , lleno de estupendas recetas tradicionales, es uno de mis referentes, aunque ya hace mucho que no publica y se la echa muchísimo de menos.
Estas rosquillas son de ella, cuenta que cada vez que las prepara le traen muchos recuerdos llenos de nostalgia.

Ya las he hecho un montón de veces, aunque he adaptado las cantidades a mis necesidades y como aún no las había publicado, os las comparto por si os apetece prepararlas estos días. Os aseguro que son una delicia.




Y como hago en cada entrada, sigo agradeciendo al máximo a todos los profesionales que velan por nosotros, todos en general se merecen nuestro respeto y agradecimiento pero especialmente los que están ahí al pie del cañón batallando en primera línea.

Igualmente expresar mi pésame a todos aquellos que habéis perdido a algún familiar en estas condiciones tan trágicas y por supuesto mi ánimo a todos los enfermos .

Mucha salud para todos amig@s . #yomequedoencasa #unidosvenceremos 




Ingredientes :
3 huevos pequeños
270g de azúcar
100 ml de aceite de girasol o suave de oliva
80 ml de moscatel
20 ml de anís
Ralladura de un limón
750 g de harina aproximadamente 
1 sobre de levadura
Azúcar glas para espolvorear




Elaboración :
Batimos perfectamente los huevos con el azúcar.

Añadimos el moscatel y el anís para seguir batiendo y poco a poco vamos incorporando el aceite.

A continuación la ralladura del limón y poco a poco la harina mezclada con la levadura hasta que consigamos una masa moldeable y elástica.

Mª Jesús extiende la masa con rodillo y va cortando con un molde de donuts . Yo he hecho bolas , en el centro con el dedo se rompe y damos forma a la rosquilla.



Freír en abundante aceite caliente pero sin exceso,  con cuidado de que no se arrebaten pues se quedarían crudas por dentro y quemadas por fuera.

Se van depositando según se hacen sobre una bandeja con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite que pudieran tener.

Cuando enfrían se espolvorean de azúcar glas.
Guardar en una lata con buen cierre . Suelo ponerlas al vacío en botes , aunque en mi casa vuelan por arte de magia. 
Son un bocado irresistible.







17 comentarios:

  1. Aprecio muito doces fritos e adoro sabor de anis , logo essas maravilhosas rosquinhas me agradam.
    Bom fim de semana

    ResponderEliminar
  2. Ayyy Bego que rosquillas nos traes hoy. A mi no me importaría hacer dos horas de pilates si con ello pudiera probar una de las que tienes ahí. Que corte más mullido, puro placer. Un dulce de sartén muy cuaresmal y divino, será por su tradición en Semana Santa, aunque en cualquier momento del año merece la pena disfrutarlo. Y ya que pecamos, que sea tomándolo con una taza de chocolate.
    Un beso. #yotambienmequedoencasa

    ResponderEliminar
  3. Hola solete,yo hago mi media hora de gimnasia así que puedo🤔 pecar un poco no?☺ y por estas riquisimas rosquillas😋 soy capaz de aumentar a una hora...🏋️‍♀️cuídate mucho. Besinos
    Yomequedoencasa

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Bego!! En mi casa hacemos siempre unos roscos para semana santa, y me las has recordado, aunque este año no va a poder ser, pero ya las comeremos el año que viene cuando nos volvamos a juntar todos los hermanos. De momento me conformo con tu receta que es fantástica, no hay más que ver las fotos donde se ven tan estupendas, gordotas y ricas. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Ya veo que no soy la única que da largos paseos por los pasillos, claro que los cuadros colgados siempre ayudan, si son de paisajes nos podemos imaginar que estamos ahí.
    Rosquillas es lo que aún no he hecho estos días y eso que tengo ganas, una receta de Labidú y tu buen hacer es la mejor presentación para estas deliciosas rosquillas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Estas rosquillas estan para comerse mas de una que pinta mas rica besitos cuidate

    ResponderEliminar
  7. Bego las rosquillas me vuelven loca, aunque en casa no son precisamente en Semana Santa cuando las hacemos, pero este año como es tan atípica y extraña, más los días de estar en casa, se nos harán larguísimos, habrá tiempo para todo, así que me parece una buena idea tus rosquitos para probar una versión diferente pero seguro que deliciosa.
    Besos. Pasa un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Hola Bego, hace mucho que no hago rosquillas fritas, las hice al principio de tener el blog y creo que alguna vez más.. y viendo las tuyas me has creado una necesidad jajaja, que pintaza tienen, bien sequitas y nada aceitosas! una maravilla.
    Un beso fuerte y cuidate mucho guapa!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta este tipo de rosquillas fritas, ¡son una delicia!. Y las recetas de Labidú, de la que hace mucho que no sé nada(espero que esté bien) tienen garantía total, son buenísimas.
    Te han quedado perfectas.
    Un beso grande, y a cuidarse mucho.

    ResponderEliminar
  10. Que ricas Bego , lo mismo M. Jesus que tu teneis unas manos maravillosas
    besinos

    ResponderEliminar
  11. Ohhh m flipan las rosquillas 💕💕💕q pinta

    ResponderEliminar
  12. Qué ricas te han salido Bego!!
    Me encantan!! Si las tengo delante no puedo parar de comer. Son todo un peligro para mí jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta tienten y que ricas han de estar estas rosquillas!. Mucho ánimo y mucha salud para ti y los tuyos también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Bego, no se si se "arrebatan" o no pero están ESTUPENDAS!!!!! Por favor, la imagen de la rosquilla partida es una auténtica tentación. Me ha hecho mucha gracia lo de arrebatarse, no lo había oído ni leído nunca. espero que estés bien, ya veo que estás con buenos ánimos. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Que locura verdad amiga parece que estamos viviendo algo irreal, pero hay que asentar bien los pies en el suelo y pensar muy friamente lo que nos esta acurriendo ....
    Viniendo de quien vienen estas rosquillas (que yo era muy seguidora de ella) d y puestas en tus manos me auguro una exquisitez total me las quedo y probaremos sin dudarlo, bikiños a todos y salud

    ResponderEliminar
  16. Que rico!...y batalla a las penas....que el miedo no nos gane....a leer, cocinar y cantar....tus rosquillas deliciosas....y es verdad se echa de menos Labidu!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  17. Hola, claro que sí, hay que poner el sabor de Semana Santa en nuestras cocinas, aunque estemos en casa, mñas razón aún. Me encantan estas rosquillas, seguro que el plato que has preparado ha sabido a poco.Un beso!!

    ResponderEliminar